Las noticias de CDS

El azúcar, un enemigo a batir desde la infancia

El azúcar, un enemigo a batir desde la infancia

El azúcar es uno de los principales causantes de caries en los niños, por lo que es necesario seguir una serie de medidas para proteger la salud dental de los más pequeños.

Uno de los principales causantes de caries durante el periodo infantil es, sin ningún género de dudas, el azúcar. Y es que la mayoría de personas suelen caer rendidas ante su dulce sabor, sobre todo los más pequeños de la casa, sin pensar en las consecuencias negativas que acarrea para nuestra salud bucodental.

El azúcar contribuye a que las bacterias cariogénicas se multipliquen en la boca, las cuales producen ácido láctico que induce a la desmineralización y descalcificación de los dientes. Para evitar que el azúcar provoque caries o malformaciones en las dentaduras de los niños, en CDS te ofrecemos una serie de sencillos consejos para presumir de una boca sana desde la más tierna infancia:

  • Cepillarse los dientes dos veces al día. Es esencial que los padres supervisen la higiene dental de sus hijos hasta que éstos puedan hacerlo sin ayuda. Asimismo, es muy importante asegurarse que los niños se cepillan los dientes, como mínimo, una vez por la mañana y otra antes de ir a la cama. Inculcarles un hábito saludable desde bien pequeños es algo que agradecerán toda la vida.
  • Usar hilo dental. Aunque muy pocos niños lo usan, la mayoría de dentistas lo recomiendan, ya que llega a zonas donde el cepillo es incapaz. Usarlo al menos una vez antes de ir a dormir contribuye de gran manera a evitar la formación de caries.
  • Evitar comidas y bebidas azucaradas. Dulces, golosinas, bollería, zumos envasados… Conviene no abusar de ellos porque contienen altos índices de azúcar. Apostar por zumos naturales, agua, leche y alimentos saludables no es solo bueno para la boca de nuestros hijos, sino para su crecimiento y su salud en general.
  • Vigilar lo que se come entre horas. Ya hemos mencionado que no conviene abusar de comidas azucaradas, pero aún lo es menos ingerirlas entre horas, ya que sus restos se enganchan y permanecen más tiempo en los dientes. Hay que tener en cuenta que cuando se come entre horas, los dientes están más expuestos a los ácidos producidos por el azúcar.
  • Acudir al dentista. Durante el periodo infantil es fundamental acudir al odontólogo al menos una vez cada seis meses para detectar de forma precoz cualquier problema o enfermedad que pueda surgir.

En CDS queremos concienciar a las personas sobre la importancia de inculcar hábitos saludables a los más pequeños. Tener una boca sana en la infancia y mantener una actitud responsable mientras crecemos son esenciales para poder presumir de una buena salud bucodental.

Si te ha parecido útil e interesante este artículo, te recomendamos que leas nuestro post sobre los síntomas para detectar la caries.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR