Las noticias de CDS

La diabetes, enemigo de la salud dental

La diabetes, enemigo de la salud dental

LA DIABETES, ENEMIGO DE LA SALUD DENTAL

Las enfermedades periodontales son las que afectan el periodonto, es decir, a los tejidos que sostienen los dientes. Son patologías infecciosas provocadas por bacterias, todo y que pueden influir otros factores, como ahora genéticos o ambientales.  

Se dividen en dos grandes grupos. Cuando solo se ve afectada la encía, provocando una inflamación reversible, hablamos de gingivitis. En cambio cuando esta inflamación se mantiene durante un largo tiempo y se añaden otros factores, se inicia la periodontitis, habitualmente conocida (aunque de manera incorrecta), como piorrea. En este caso, no solo se produce una inflamación en la encía, sino también una destrucción más profunda en otros tejidos del periodonto -el hueso alveolar, el cimiento del diente y el ligamento periodontal- formándose una bolsa bajo la encía que acumula gran cantidad de bacterias y pone en peligro la supervivencia del diente.

¿Y cuáles son las consecuencias de estas enfermedades? Sus efectos pueden ser locales (en la boca) o sistemáticos, manifestándose en el resto del cuerpo. Cuando la afección es local puede producirse la pérdida del diente, sangrado en las encías, dolor, mal aliento, etc; mientras que en el resto del cuerpo, cuando las bacterias pasan a la sangre, pueden provocar enfermedades cardiovasculares, descompensación de diabetes y otras.

¿Sabías que en los últimos años se ha comprobado que la relación entre diabetes y periodontitis es bidireccional? La diabetes aumenta el riesgo de padecer enfermedades periodontales, y estas enfermedades puede afectar a la diabetes perjudicando el control de la glucemia. Los mecanismos que provocan esta bidireccionalidad son complejos.

¿CÓMO AFECTA LA PERIODONTITIS A LA DIABETES?

La periodontitis puede iniciar o aumentar la resistencia de la insulina, favoreciendo la activación de la respuesta inmune sistemática iniciada por las citoquinas. Podemos afirmar que las enfermedades periodontales pueden influir en la diabetes. En un estudio clínico desarrollado durante dos años, se observó que el control de la glucemia en pacientes con diabetes tipo 2 con enfermedad periodontal es peor que en los que no la tienen. También se ha observado que los pacientes con enfermedad periodontal tienen más riesgo de padecer este tipo de diabetes. Varios estudios realizados en pacientes con diabetes tipo 2 han llegado a la conclusión que el tratamiento periodontal en estos pacientes, permite la mejora de los niveles de glucemia. También se ha llegado a la conclusión, que el riesgo de mortalidad cardiorenal es tres veces más alto en los diabéticos con periodontitis avanzada, que en pacientes diabéticos sin enfermedad periodontal.

CONSECUENCIAS DE LA DIABETES EN LAS ENFERMEDADES PERIODONTALES

Por otro lado, la diabetes provoca una respuesta inflamatoria. Los diabéticos tienen más riesgo de padecer afecciones bucales exacerbadas hacia las bacterias y, lo más importante, esta enfermedad altera la capacidad de resolución de la infección y la capacidad de reparación, hecho que acelera la destrucción de los tejidos. Se ha comprobado que las enfermedades periodontales son más frecuentes en diabéticos que en pacientes sin esta patología. También se ha demostrado que el riesgo de complicaciones asociadas a la diabetes (incluidas las enfermedades periodontales) están relacionadas con la duración de la diabetes y de su correcto control.

Una diabetes mal controlada supone un mayor riesgo de enfermedad periodontal y un incremento del riesgo de pérdida del hueso alveolar. Aunque de manera más frecuente, los pacientes diabéticos tienen más riesgo de padecer otras afecciones bucales que aquellos que no lo son. El tratamiento de las enfermedades periodontales, es tan efectivo en pacientes diabéticos como en los que no lo son. Por tanto, es muy importante concienciar a los pacientes con diabetes de la importancia de mantener una buena salud bucal como parte de control de la enfermedad.

Los profesionales odontólogos pueden ayudar a identificar a los pacientes diabéticos y recomendar el tratamiento más adecuado en cada caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR