Las noticias de CDS

Para papás y mamás: ¿Por qué debemos cuidar los dientes de leche?

Para papás y mamás: ¿Por qué debemos cuidar los dientes de leche?

Los dientes de leche aparecen a los seis meses de edad y están presentes hasta los 12 años, aproximadamente, cuando finaliza el recambio de los dientes definitivos. El hecho de que sean temporales  puede llevar a algunos padres a plantearse si es necesario o no establecer medidas preventivas  y restauradoras. Y la respuesta es que sí lo es; estos dientes deben ser cuidados, pues su buen estado es esencial para que los niños puedan hablar y comer con normalidad durante los primeros años de su vida y para evitar problemas en el futuro.  Y es que el dolor y/o la infección de estas piezas puede llegar a provocar problemas nutricionales y digestivos, ya que al sentir dolor, el niño evitará masticar por la zona afectada y no será capaz de triturar bien los alimentos.

Asimismo, la pérdida prematura de los dientes de leche puede dar lugar a variedad de problemas, desde alteraciones en la habla, hasta la pérdida de espacio para el crecimiento de los dientes definitivos, provocando que en un futuro sea necesario realizar tratamientos de ortodoncia.  No hay que olvidar que las caries en estas piezas acostumbran a avanzar muy rápidamente, debido a sus características estructurales y anatómicas, a las dietas ricas en azúcar y a la  dificultad que tienen los niños para cepillarse, por lo que hay que prevenirlas y tratarlas a tiempo, si no queremos que el nervio muera y aparezcan inflamaciones.

¿Cómo prevenir y tratar las caries?

Además de tener una buena higiene oral en casa y de seguir una dieta equilibrada, limitando el consumo de dulces, es necesario acudir periódicamente al odontopediatra para que aplique tratamientos con fluor y selle las fisuras y fosas de las superficies masticatorias de las muelas, especialmente cuando éstas tengan una anatomia muy profunda.

En caso de que el diente de leche presente caries se tratará con una obturación o empaste y, si esta es muy profunda, será necesario realizar una “pulpotomia o pulpectomia”. Ésta consiste en la amputación parcial o total del nervio con la finalidad de aislarlo de la zona tratada. Se trata de una intervención  que no afecta al diete sucesor; el que nacerá con su propia pulpa. Y, sólo cuando la caries esté muy avanzada y el diente no se pueda reconstruir, o se haya desarrollado una infección que pueda afectar al diente permanente, se tendrá que extraer la pieza y valorar si es necesario colocar un aparato para mantener el espacio.

En cualquier caso, los padres juegan un papel fundamental para que el niño adopte unos buenos hábitos alimentarios y de higiene en casa; y acuda al odontopediatra tan pronto como sea posible y de forma periódica.

dents-de-llet-tractament-clinica-dental-sole-vilanova

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR